ARQUITECTURA RURAL

ARQUITECTURA RURAL

jueves, 17 de junio de 2010

video
video



El horno, en general, es una pequeña construcción circular de piedra que tiene forma de bóveda en su interior. En el caso más característico se utiliza para hacer pan, ya que con diferencias, más o menos marcadas, también existen hornos usados por los oleiros o por los telleiros para cocer los recipientes de barro o teja.
El horno es el lugar que pone fin al proceso productivo del pan.
Se comienza a levantar haciendo primeramente la plataforma llamada lar, donde se enciende el fuego y se pone la masa del pan a cocer, compuesta de losas bien trabajadas y pulidas llamadas soios de 10 a 15 cm. Sobre esa plataforma se asienta la cámara del horno, llamada capela, de 1,50 a 1,70 m de diámetro en los de carácter familiar y de 2,20 en los comunales que se hace arrancando con una pieza de cantería llamadas alzas o ucheiras sobre las que se van trabando cuidadosamente las dovelas que forman la bóveda o bouta de la capilla, dejando un hueco para la boca del horno donde el lar se prolonga formando una pieza sobresaliente llamada umbreira o escoal, a la que se le hace una hendidura para que cuando se limpie el horno caigan por ella las cenizas a la borralleira. El interior de forma cilíndrica acaba en el techo con una pieza plana en forma de media naranja llamada capoeira.
En estos hornos se dispone de un elemental conjunto de útiles para las labores de cocción y su limpieza: la pala, para meter y sacar el pan; el rodó, horquilla para echar la leña en el horno; la escoba de retama o laurel, para limpiarlo bien de ceniza; el trullo, tabla con mango para quitar las cenizas del interior. (Enciclopedia Galicia construcciones de la arquitectura popular- Manuel Caamaño Suárez)

Arquitectura rural

video

miércoles, 16 de junio de 2010





El corredor



El corredor




Aunque tiene distintas formas el más generalizado es el va a lo largo de la fachada principal, protegiendo de esa forma la entrada; en ocasiones y cuando la casa está aislada el corredor puede ir por dos o más fachadas.
El corredor esta construido en madera de roble o de castaño y se asienta sobre en pilares de piedra o madera, o en vigas que descansa en canzorros o manchóns. Cuando es independiente del acceso se hace descansar sobre vigas que sobresalen del muro.
El suelo está hecho de tablas clavadas en los pontones apoyados en las vigas, o también de losa de esquisto. La barandilla que protege al corredor puede ser en madera con balaústres lisos o torneados o tablas en posición vertical, hasta grandes losas de esquisto que se arriman a los pilares colocándolos de canto y sujetos con tablas horizontales. También se cierra con tablas verticales que suben hasta el techo cuando se orienta al norte.
En algunas ocasiones el corredor tiene balaústres torneados o celosías, hechos en tablas. También se suele proteger la cabeza de las vigas mediante revestimiento con losas de esquisto para la humedad casi siempre redondeadas.

El corredor


El corredor es la construcción que caracteriza a la casa de las sierras, aunque no siempre lo lleva. Se orienta casi siempre al mediodía, para que el sol sea mejor aprovechado y proteger así la vivienda del duro clima. El extremo del corredor más expuesto a las lluvias y al viento se cierra con maderas y en algunos lugares con grandes bloques de pizarra. En algunos lugares más altos el cierre puede ser total.

No solo sirve de elemento protector, también es el lugar de paso del exterior al interior de la vivienda o viceversa, también para poner a secar productor agrícolas o ropa, -también útiles de trabajo. En algunas zonas puede ser el lugar en donde se instale el aguamanil para el aseo, como lo tenía mi abuela en el pueblote Sampayo-Petín-Ourense.






La cocina es siempre un lugar fundamental, muy adecuado para la convivencia familiar. La presencia de dependencias adjetivas, como cobertizos, bodegas, hornos, horreos o molinos, suele ser muy habitual en bastantes casas-vivienda gallegas, para dar sevicio a la unidad familiar agraria y marinera. (Manuel Caamaño Suárez)

La arquitectura popular





La arquitectura popular responde en sus realizaciones a razones ecológicas. Siendo como en Galicia una civilización de tipo rural , la geografía y las formas económicas, así como la cultura, son las que, fundamentalmente imponen construcciones determinadas. La diferencia morfológica entre espacios de montaña, valle y costa originan distintas constructivas. La arquitectura popular refleja en sus realizaciones, la clara relación entre el tipo de vida de sus habitantes (ganadero, agricultor, marinero) y las dependencias de vivir, de almacenamiento y de transformación.

Esta arquitectura es la propia de una clase social. Mientras el pazo, la construcción noble de ámbito rural gallego, es el tipo de construcción que se relaciona estrechamente con una élite social, la casa popular gallega pertenece de lleno a las clases del mundo campesino y marinero.




(Datos de sacados de la enciclopedia Galicia, Las Construcciones de la Arquitectura Popular, Patrimonio etnografico de Galicia- autor Manuel Caamaño Suárez)

martes, 4 de mayo de 2010

LAS GALERIAS






La galería acristalada es un elemento arquitectónico que tiene su origen en las reformas de viejas solainas y corredores. Con ellas se consigue regular el sol y en invierno evitar la lluvía y el viento. También sirve como espacio de descaso y como secadero.
La galería apareció en el siglo XVIII, cuando aparecio la industria del vidrio plano y que poco a poco se fue adentrando en el medio rural y en la costa. En un principio fue el cierre de corredores y solainas con armazón de madera y vidrio en los huecos, pero en poco tiempo pasó a ser una de las solucuines más utilizadas en la arquitectura popular marinera, formándose así otro espacio protegido que se incorpora a la vivienda.

"Su configuración es la de un paralelepípedo rectangular cerrado, con una anchura que va de uno a tres metros. Está formada por una estructura ligera a base de puntales y antepechos de madera, por lo general de roble,completada por ventanas y pequeños vidrios para obtener la mayor transparencia posible. Sus dimensiones están relacionadas con las de los corredores y solainas y, casi siempre se situa en el último piso para lograr el máximo aprovechamiento solar."
(Datos tomados de Galicia construcciones de la arquitectura popular)

viernes, 9 de abril de 2010

jueves, 8 de abril de 2010

Tarabelos. aldabas, picaportes e fiadores o sujetaventanas



Tarabelos, picaportes y clavijas





Picaporte de torsión, aldaba y picaporte, clavijas largas sujetaventanas, espejo con manilla, cerrojos de seguridad con tarabillas

Tarabelos, picaportes y clavijas






Los herrajes

Elementos de seguridad y fijación en los distintos cuerpos de las ventanas y puertas que en tiempos pasados eran piezas de madera que giraban y se cerraban. La seguridad se hacía con cierres de trancas, tarabelos o tarabillas.

Cuando son sustituidas por piezas de hierro hechas por herreros de los pueblos, aparecen las cerraduras, picaportes, bisagras, llamadores o aldabas de distintas formas y dimensiones.

Las ventanas y puertas se fijan y giran por bisagras formadas por una pieza macho, el gozne, fijado en la piedra o marco de madera y la aldaba o llamador que se fija en la puerta y son de tamaño y formas distinta según los casos.

Los herrajes de seguridad o cierres son simples clavijas, consistentes en un gancho de hierro que gira en un gozne y que para cerrar encaja en una argolla. En las ventanas se emplea en general, las fallabas, en el interior, y en el exterior para que el viento no bata las vidrieras, se aseguran con fiadores o sujetaventanas, largas y estrechas clavijas, en un caso situadas en el alféizar y otras con un herraje generalmente en forma de “S” fijado al muro, a los que, en cada caso, se sujetan las vidrieras mientras permanecen abiertas.

En las puertas exteriores el cierre se hace con clavijas y picaportes, con más complejidad y variedad, con dos tipos claros, los de presión y los de torsión, con mecanismos diferentes con los que se abre o cierra la puerta. Cuando la cerradura lleva una plancha de hierro colocada en la parte externa llamada espejo, adquiere formas y decoraciones distintas.

Por último los llamadores destinados a llamar a las casas con puertas en los patios, serán las piezas más trabajadas por el artesano y artista de la forja.

La puertas interiores llevan elementales herrajes de fijación y cierre, y los de las cuadras primitivos mecanismos de madera. (Datos de la enciclopedia Galicia, la construcción de la arquitectura popular, patrimonio etnográfico de Galicia)

martes, 30 de marzo de 2010

Tarabelos


Tarabelos

Pecho rústico, polo xeral formado por unha soa peza de madeira que xira sobre unha punta cravada no centro, utilizado para pechar portas, ventás, cancelas, etc. Pechou o poxigo co tarabelo ó saír.